lunes, 29 de diciembre de 2014

#porquepuedo


#porquepuedo

Cuando abres el cajón de los sentimientos y ahondas en lo más profundo de tus motivaciones hay veces que se tambalean los argumentos que utilizas a diario. Tras la máscara de la licitud quizás se esconden el egoísmo o la vanagloria de las que tanto quiero rehuir. Es por ello, que hoy se abre un nuevo camino ante el cual la motivación crece, porque cuando las pupilas se dilatan y el corazón palpita es que algo grande está a punto de pasar. Y como casi siempre las cosas más grandes son las que se comparten. Por eso, a partir de hoy, uno mi motivo para correr a los tuyos. Mis kms serán para ti...

Dona tus kilómetros por una causa solidaria en www.iwopi.org 



El hastag que utilizaré será #porquepuedo, así que cada vez que lo veas, significa que estaré corriendo por una  buena causa.

Y tú...¿puedes?


lunes, 8 de diciembre de 2014

Media Maratón de Jerez...

Nada más llegar a la meta, escucho una voz que proviene de mi mismo que repetía: "Te lo dije"...
Tras muchos días hasta llegar al de hoy donde se van acumulando no sólo entrenamientos, te plantas bajo un cálido sol, con una temperatura idónea, sin viento y con la suerte o la desgracia de tener que enfrentarte tan sólo a ti mismo. No hay más. Nadie a quien complacer, nadie ante el que aparentar, nadie al que agradar...eres sólo tú absorto en tu reto.
Me acompañan los de siempre a los que ya me faltan calificativos porque me soportan más de lo que merezco, pero esta vez tendría una compañía extra motivándome para la carrera: Kiki y Zoze. Gracias por venir chicos.

Suena el pistoletazo de salida y se para el tiempo. Es el momento. Mis piernas, como de costumbre, empiezan a obedecer a mi corazón en vez de a mi cabeza. Algún día me sentaré a hablar seriamente con ambos. Primeros kilómetros y el reto me va abrumando poco a poco subiendo segundos al ritmo medio. Había comprobado por activa y por pasiva que no podía ir a 3'50''/km, pues haciendo series de 3km a esa velocidad acababa muy reventado y forzando demasiado. Es más, en ninguna de las carreras de menos de 10km que había corrido esta temporada había podido bajar de 3'55''/km.

La carrera avanza y sigo con mi manía de sentirme cómodo en solitario, como si quisiera hacerla más épica todavía. Con la media a 3'53'' me voy acercando en compañía de dos runners a un km 10 que se hizo desear más de la cuenta. El pensamiento me decía que iba a pagar caro el esfuerzo en los últimos kilómetros. ¡Vaya novedad Buyo! ¡Cómo si no lo supiera ya! Paso de él y tras el km más lento de la prueba por un repecho adoquinado, me lanzo a por la media de verdad dejando atrás a mis compañeros y marcando los siguientes dos kms a 3'38''. Veo a mi familia al paso por el 14 y el 15, mientras que Kiki, Zoze y Yoyi me esperan en el 18. Aprieto en esos metros comprobando que la gasolina ha llegado hasta ahí. Lo dejamos en 3'51.


Pero echando la vista a los kms predecesores, me doy cuenta que no he dejado de pelear ni un sólo km y hasta ese momento había conseguido lo que no imaginaba que iba a hacer. Hubiera firmado llegar hasta ahí en esas circunstancias sin dudarlo. Pienso que me va a entrar el bajón, pero el cesante goteo de corredores que va dejando la cruel distancia me va llevando de uno a otro sin rendirme todavía. Tengo cerca la meta y sigo arriesgando como lo he ido haciendo toda la carrera. Una última vuelta de tuerca lleva la carrera hacia un giro de 180º alejándola del estadio, pero sé que está ahí. Justo antes de afrontar los 300 metros finales dentro del estadio miro el crono: 3'50''/km...¡Te tengo! ¡Vamos Buyo! Aprieto al final después de los 21 km más rápidos que he hecho nunca...


Distancia: 21.097m
Posición general: 43
Posición categoría: 16
Tiempo: 1:21:19
Promedio: 3'50''/km

Satisfecho, arrugo la hoja de papel donde tenía impreso el entrenamiento de esta media maratón, que estaba colgada tras el portón de mi casa, al mismo tiempo que miro el calendario...75 días para el Maratón de Sevilla...habrá que volver a imprimir...


sábado, 6 de diciembre de 2014

El reto...

El reto...eso que hace al hombre moverse y que pone alerta sus sentidos al escuchar pronunciarlo. Y es que muchos se equivocan cuando por su mente aparece la palabra reto, pues en ese momento, no eres capaz de superarlo. Muchos llaman equivocadamente reto a cosas que saben que pueden conseguir. El reto no es eso...
En un reto, debes ser consciente que vas a luchar contra algo que no controlas...que no dominas...y que ni si quiera, tienes la certeza de poder llegar a alcanzarlo algún día. El reto no es algo asequible, está ahí, en el límite de tu ser y sólo la mejor versión de ti será capaz de tener una oportunidad.
Pero no temas. Mira a tu reto directamente a los ojos y pónselo difícil. Aférrate a él como a un clavo ardiendo y proyéctate más allá de lo que pensabas llegar jamás. Pelea hasta el último instante y lucha por esa oportunidad, esa única y mísera oportunidad que te dará tu grandeza para volver la vista hacia atrás y decirte a tí mismo: "Te lo dije"...






            7 de Diciembre de 2014
                         10:00h
            Media Maratón de Jerez