Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2017

El día que te apuntas a un Ironman...

No sé si os ha pasado, pero cuando uno hace click en el botón para confirmar su inscripción en un Ironman sin haber hecho nunca un triatlón, lo primero que piensa es: "¡Dios mío!, ¿qué he hecho?". Y un sentimiento de arrepentimiento y euforia te invade por igual en ese instante. Y conforme se va acercando el momento el arrepentimiento va creciendo hasta la misma línea de meta, donde la euforia se hace dueña y señora de todo y compensa todo el sacrificio y esfuerzo que has estado realizando durante más de 7 meses.

Esta foto la tomé justo después de inscribirme en mi primer Ironman. Tras jurar y perjurar después de acabarlo que EN LA VIDA IBA A REPETIR, estoy a tan solo 10 días de enfrentarme de nuevo a los 226km. Y no sé si el arrepentimiento es mayor cuando se desconoce que cuando ya sabes lo que te vas a encontrar.
El reto asoma y las ganas van en aumento. Los deberes ya están hechos y no me puedo reprochar absolutamente nada en un año realmente exigente. Ahora toca rematar,

La historia de "Road"...

Un sábado especial, como cualquier otro. Un largo entreno de bici, como tantos otros. Horas y horas de pedaladas y rodaje en solitario. Una historia que se repite una vez tras otra en el camino hacia un Ironman.
Pero esta vez nada fue igual. Esta vez bastaron un par de miradas para saber lo duro que es recorrer en solitario el infinito asfalto de la carretera sin un atisbo de esperanza, sabiendo que estás solo y que nadie va a venir a ayudarte.
Pasé de largo sin saber qué hacer, tan solo pensé en hacerme esquivo y continuar con mi lucha (a veces nos parece más que suficiente). Y justo al cruzarnos mi cabeza comenzaba a girarse intranquilo, sabiendo lo que me dejaba atrás. 
A pesar de continuar algo cambió en mi pedalada. Comenzaba a ser menos constante, comenzaba a titubear como si mis piernas no estuvieran convencidas de lo que estaba haciendo. No pude seguir. Esta vez no.
Al girar mis piernas hacían toda la fuerza que podían mientras iba pensando que ojalá no fuera demasiado tarde; que …

Amonoman 2017...

Será porque esta semana he decidido ser feliz. Será que cuando se está convencido de algo no hay obstáculo que impida  conseguir lo que quieres. Será que lo mejor que uno puede hacer es querer con todo lo que eso conlleva.
Lo que está claro que cuando uno lo da todo, no hay nada que reprocharse y...convéncete; las cosas saldrán. Con estos pensamientos amanecía en mi casa a las 6.am. y mientras iba improvisando un poco lo que me iba a hacer falta, poníamos rumbo a enfrentarnos a mi tercer medio Ironman, con vistas a dar un puntito más a la preparación hacia Frankfurt. Además había sorpresa en mi bolsa de corredor: Mono de equipo para el Ironman en tierras germanas. Regalo adelantado de cumple de Yoli, que no deja de sorprenderme, con la complicidad de Ale, que a pesar de martirizarme con los entrenos, ya le estoy cogiendo hasta cariño.

Quien vea a 50 locos enfundándose neoprenos a las 7 de la mañana en la playa no da crédito. Casi no lo doy ni yo, osea que...La idea del Amonoman es magní…