Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2015

Media Maratón Ciudad de Arcos...

Llegaba la media maratón marcada en el calendario a un mes vista del maratón de Sevilla. Tenía claro que el objetivo principal eran los 42, pero para ello hay que darlo todo en los 21. La mirada la tenía clavada más allá de la meta...
Arrancábamos con frío y dudas ante el que la organización denominaba como un recorrido "practicamente llano". ¿Perdón? Practicamente llano sería el encefalograma del que lo dijo. Con la mosca detrás de la oreja comprobamos ya en el km 1 como los sube y bajas acapararían casi toda la carrera. Imposible de marcar un ritmo desde el principio me aventuré a hacer el burro, es decir, a intentar llevar el ritmo de carrera que logré conseguir en mi última media maratón, pero esta vez sin preparármela específicamente y ante el vaivén de cuestas.
Aún así comienzo a tirar, animado, pues a pesar de ir pasando los primeros kms, seguía divisando al grupo de cabeza, eso sí, a lo lejos. Aproximadamente en el km 5 tras grandes esfuerzos consigo adherirme a un gru…

En busca de la felicidad...

Será que soy un iluso...será que soy tan sólo un soñador...será por pura melancolía hacia la convicción de que ser feliz no se trata de un sentimiento sino de una opción y me aferro a ella cada vez que existe una excusa para ello...
Y a pesar de estar convencido, hay veces que te sientes tentado de confundir felicidad con alegría y aunque no has dejado de correr hacia ello, necesitas de un frío y helado parón en seco para recordar aquello que te mueve, que te hace creer que eres capaz de todo. 
Piénsalo bien, reflexiona sobre si merece la pena y medita hasta las últimas consecuencias...entonces, elige...
Pero ten cuidado, porque aquel que elige ser feliz corre el riesgo de serlo...


Buyo 4.2...110km donados en los últimos 7 días...

¿Por qué sigues corriendo a partir del km 21?

Valga el título de la entrada como preámbulo y conclusión de la misma, pues después de darle vueltas y vueltas no he sido capaz de darme a mí mismo una respuesta convincente. 
No sé bien si se trata de épica o de la más pura y obcecada cabezonería. El caso es que vas sobrepasando el límite y los km y la agonía van sumándose a tu cuerpo, mientras otra vez más te encuentras tirando con las fuerzas que no tienes y una mente que sobrevuela desde hace rato por lugares más placenteros.
Por fin acabas con el puñetero entrenamiento que se te había metido hacer entre ceja y ceja, con más fatiga de la que esperabas, con más dolor del que deseabas...y cuando miras el reloj y ves que has cumplido lo que te propusiste, aún con el gesto desfigurado por el cansancio, en mi rostro se divisa lo que parece ser una sonrisa...¡vaya locura!...
Distancia: 33km 
Ritmo medio: 4'30'' min/km