Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2016

II Trail de Olvera...

Antes de recorrer un largo camino, antes de emprender cualquier viaje, antes de comenzar una nueva aventura, siempre hay un primer paso. Aquel que se da de forma consciente o sin haber pensado aún el rumbo. Ese paso lo hemos dado este fin de semana, poniendo en marcha la maquinaria y sacando a pasear las zancadas que llevaban ya guardadas un tiempo.
De nuevo un trail daba comienzo a la temporada, y al contrario que el pasado año, esta vez iba concienciado de que un trazado con tanta cuesta (o algo peor) iba a hacer arrepentirme tramo a tramo de haber escogido esa carrera para estrenarme. A pesar de ello, las zapas de siempre me esperaban para al menos, comenzar a meter el gusanillo en el cuerpo.
Todo empezó cuesta arriba. Un largo y tortuoso camino que nos llevó a coronar el pueblo, para adentrarnos en un vertiginoso descenso, que fue enfilando al numeroso grupo. El descenso fue largo y como de costumbre, suelo moverme bien por estas lides, aunque en una de estas me voy a matar un día. …

Ser paciente...

¿Cuántas veces en la vida te han dicho que tienes que ser paciente y que el tiempo irá marcando lo que deba ser? Cientos...miles...e incluso millones de veces entre las palabras que han llegado directamente a mis oídos y las que han retumbado solas en mi pensamiento como un eco inagotable.
Pero la realidad es que la paciencia no es mi fuerte y por mucho que intente interiorizar en mi interior el concepto, lo cierto es que la ansiedad se hace presente más de lo deseado pujando por hacerme precipitarme una y otra vez. La vida de hoy está completamente reñida con la paciencia: prima la inmediatez, presiona la eficacia y cualquier molestia debe ser eliminada con total rapidez para que no llegue a desembocar en ningún trauma subyacente. 
Y es que el tiempo es oro y esa persona perfecta, imperturbable y eficiente que esperan que seas se puede perder en un sólo instante de desidia; un error difícilmente perdonable. Así que mientras vas aplacando la paciencia de los demás, no vaya a ser que les…